Yarn Bombing, el graffiti de crochet

Con la llegada del buen tiempo, las ciudades se llenan de color, y sobre todo los árboles. Pero no solo por las flores, también con todas las creaciones de Yarn Bombing que los cubren. El  Yarn bombing es arte callejero hecho con hilo o lana. Así lo define Leanne Prain, coautora de “Yarn bombing: el arte del grafiti tejido y de crochet”.Pero ¿cuál es su origen? Aunque entre hispanoparlantes se ha mantenido el término en inglés, yarn bombing se traduciría literalmente como “bombardeo con lana”. Su nombre alternativo es yarn storming, que sería “asalto con lana”, o guerrilla knitting, algo así como guerrilla tejedora.

Sus orígenes son algo confusos. Algunas fuentes lo ubican en Estados Unidos y otras en Europa, refiriéndose a su aparición en 2004 en Holanda o dándole un sitio especial a Magda Sayeg, una tejana que fundó el grupo Knnita Please, en 2005. Pero si se quiere, se encuentran ejemplos anteriores, todos a principios de este milenio.

Deadly Knitshade, una artista callejera londinense, llevó el concepto un paso más adelante en 2009, pasando de sencillamente “abrigar” objetos para contar una historia con sus creaciones y las del colectivo que fundó.

Hoy en día, desde Canadá hasta Chile, desde Reino Unido hasta Dubai, explosiones de colores de repente se apoderan de lugares olvidados por ser poco concurridos o tan familiares que se tornan invisibles.

Sin ir más lejos, en Madrid el grupo Tejiendo Malasaña se ha propuesto llenar el barrio de color con lanas ayudados por distintos grupos tejedores como el Club del Handmade.

 

2 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Back to top
 
Términos y Condiciones | Política de Privacidad | Política de cookies